raul an

Raúl Anguiano y su casa de cultura

Es considerado el último gran muralista del siglo XX, fue premiado con la condecoración José Clemente Orozco y galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2000…

Se trata del pintor, muralista y grabador jalisciense, Raúl Anguiano, quien retrato su carácter realista con obras del México rural e indígena… como ejemplo “la espina”  obra cumbre que durante muchos años ilustró los libros de texto gratuitos en escuelas de educación básica.

Raúl creía firmemente en que la  idea básica de los campesinos y trabajadores debía ser la solidaridad; la idea de convivencia era la energía que proyectaba a los habitantes  de su querido barrio Coyoacán donde vivió sus últimos 30 años…

Reconocido por este pensamiento, un grupo de vecinos de la colonia Ajusco Huayamilpas de la delegación pidieron al artista que bautizara con su nombre una casa de cultura que los residentes habían exigido a las autoridades, luego de que parte de su predio era invadido por paracaidistas.

Honradamente el maestro aceptó y en 1994 inauguró la Casa de Cultura Raúl Anguiano, estructura cuadrangular de más de dos mil metros cuadrados de estilo contemporáneo mexicano, caracterizada por sus ventanales y domos que permiten la entrada de la luz natural y la vista del Parque Ecológico Huayamilpas…

El maestro otorgó al lugar parte de su obra original e ilustró en el muro de la explanada principal la historia de Coyoacán…

La planta baja de la casa alberga una galería con obras del artista y otra destinada a exposiciones temporales… cuenta con el foro Enrique Alonso, donde más de  250 asistentes pueden apreciar obras de teatro… Otro de los foros es este que se encuentra al aire libre con capacidad para 800 personas y donde se realizan eventos especiales como conciertos y espectáculos de lucha libre…

Dos salas de cine proyectan materiales  infantiles,  así como  culturales en coordinación con la Filmoteca de la UNAM y la Cinética Nacional.

Si esto fuera poco la casa cuenta con  biblioteca de importante acervo cultural,  y con una pequeña cafetería para disfrutar de un buen café en compañía de un buen libro.

Mientras que los salones de la planta alta y parte de la baja son utilizados para los cerca de 400 talleres que se imparten  a más de 700 alumnos.

Los salones, galerías y pasillos fueron recorridos por Raúl Anguiano, quien falleció a principios de 2006 a sus 91 años de edad…

Sin embargo, parte de su obra y la idea de apoyo, convivencia y solidaridad quedó arraigado entre las paredes de la Casa de Cultura que hoy lleva su nombre.

 

Polls

¿Cuáles son las secciones que más te han interesado a lo largo de este més?

View Results

Loading ... Loading ...

Publicidad

Colabora

contacto